Web Toolbar by Wibiya

El coche de ocasión más caro que existe


     Ante la inminente llegada del Salón del Automóvil de Frankfurt, el mundo del motor es un hervidero de noticias. Por ejemplo, todos aquellos que estén dispuestos a desembolsar dinero por una ganga de última hora que lean atentamente: ¿os gustaría tener un Bugatti Veyron Super Sport Sang Noir, especialmente customizado para ser el supercoche del Salón de Ginebra del año 2011? Pues resulta que esta preciosidad que os digo la venden en la Tom Hartley, una casa de venta de coches de lujo de Gran Bretaña. Eso sí, una ganga de 2,4 milloncejos de euros. Es un Bugatti…

     Está, como era de imaginar, en un perfecto estado a nivel mecánico (no lleva más de 1.390 kilómetros recorridos en este tiempo) y además el modelo Veyron se venda como palomitas, a pesar de ser un deportivo de super lujo (1.3 millones de euros que vale) tenerlo en un modelo más exclusivo todavía si cabe, puede ser una delicia para los bolsillos más pudientes. Este tipo de características lo convierten, muy curiosamente, en lo que podríamos denominar el coche de ocasión más inaccesible del mundo. Un reto para todos, vaya.

     La variedad de Sang Noir (en francés, sangre negra) tiene un potentísimo y conocido motor de W16 con ocho litros acompañado de cuatro turbocompresores para la versión del Super Sport. Esto quiere decir que dispone de una potencia exagerad de 1200 caballos de vapor, y una fuerza par de 1500 Nudos marinos. Cabe recordar que precisamente este Bugatti consiguió la denominación de ser el coche con la velocidad máxima más grande del mundo: 434 kilómetros por hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario